viernes, diciembre 13, 2013

Relato erótico : Sexo oral en el carro

Seguimos subiendo relatos eróticos que nos envían!
Esta vez una de las primeras experiencias sexuales de una jovencita adolescente en ese entonces que mantuvo relaciones sexuales con un viejo y le practicó sexo oral en el carro a los 15 años de edad!

Sexo oral en el carro

Relato erótico : Sexo oral en el carro

Fue como de chiste!!! Me mandaron al pan!!!. En el camino un hombre paro su auto y me pregunto por la dirección de una calle, yo le explique, pero el parecía no entender de modo que me ofreció dinero si lo llevaba. El lugar estaba cerca y yo vi una oportunidad de hacerme de un poco de dinero, si lo necesitaba, para una excursión a la que iban mis compañeros y yo no completaba el dinero.
Que inocente era yo en ese entonces. Temerosa pero con desiciín, dije "si" y subí a su auto.
Mientras le decía por donde dar vuelta, el me empezó a preguntar sobre mi vida intima, todavía yo no adivinaba sus intenciones, hasta que me pregunto: ¿Que es lo que haces con tu novio en la cama? En cuanto supe que este señor iba a querer otra cosa muy distinta a una dirección. me puse muy nerviosa, la razón se me nubló, me quedé impresionada, preocupada, ahí si me empezó a dar miedo
El soltó su propuesta: "Vamos a ese hotel, me dejas que te coja por el ano y te pago mil pesos" Orale!!!!! Quede en shock. Estacionó el auto frente al hotel y estiro su mano, la puso en mi pubis, la movió y presionó firmemente, yo lo permití, No sabia como decir que no. Saco su pene que ya tenia en erección, tomó mi mano mas cercana y la llevo a el. Me dijo: -"Checalo bien. ¿Crees que te quepa en el culo?"
En ese tiempo ya había pasado lo de mis tres amigos en mi casa. Ya conocía varios penes, valla!!!, hasta los había mamado. Pero este señor era un desconocido, además era un señor, como de 50 años y yo tenia 15. Todavía era virgen de ano y vagina. Este señor no iba a ser mi primer amante!!! Pero... por otro lado, ¡¡¡Necesitaba el dinero!!! Tal vez me jusguez negativamente, pero en ese momento yo no lo veía como una putería.
Con la experiencia que viví con mis tres amigos de la escuela, que ya te platique, comprendí lo que tenia que hacer y le dije: Tengo que llegar pronto a mi casa y ya se me hizo muy tarde, mis papas me deben de estar buscando. ¿que le parece si se lo hago con la boca y me da la mitad, quinientos pesos? El viejo rabo verde, me miro, se acerco a mi me beso los labios y metió su lengua a mi boca tocandome el paladar. Con su mano dentro de mi blusa acaricio mis pequeños senos. Y me dijo reflexivamente: -"Eres joven y estas preciosa, lo ultimo que quiero es dejarte ir, pero por lo pronto me conformo con tu propuesta, pero, me das tus datos, otro día nos vemos y me das tu culito"
Mientras hablaba se saco completamente el pene con todo y bolas. Yo no era una experta, pero ya había mamado anteriormente tres penes al mismo tiempo, mas o menos sabia que hacer.
El señor no me gusto nada, pero hasta ahora no he conocido un pene que no me excite y el suyo era lindo, lo tenia muy limpio y sin vello, con la cabeza muy grande, mas grande que el tronco. Agradecí el no haber tenido que meterlo a mi ano, habría causado estragos
Lo mame con placer. Mi boca en la gran cabeza -Que suave es-, mi mano derecha en el tronco y la izquierda en las bolas. Ahí descubrí que si meto todo el pene en mi boca, y relajo la garganta como si me fuera a pasar un bocado de comida, se crea una sensación agradable. Si, como en la película "Garganta profunda" La sensación del pene al tocar la campanilla de la garganta los enloquece.
El Sr. Se retorcía suavemente en su asiento, dejo caer su cabeza hacia atrás, jadeaba profundo. Con su mano mas cercana estrujaba mis senos y con la otra revolvía mi pelo y después fue acercándose a mis nalgas apretando fuerte mi culo ¡Que obsesión la de este hombre con el culo!. El estaba realmente caliente. Y yo empecé a sentir humedad en mi entrepierna, ¡Cuidado! ya estaba entrando en terreno peligroso.
Mientras yo dedicaba mi atención a su verga, el murmuraba las palabras que yo no había considerado hasta ese momento: "¡Puta!" Una y otra vez: -Eres una puta. -Eres una puta. ¡¡¡Calmese Sr!!! Yo casi estaba haciendo un servicio social, con un pequeño intercambio monetario. Pero... ¿Si? ¿Estaba puteando? ¡Caramba! Esa palabra es tan fuerte y tal estigmatizada. ¡Me aterre! Al menos de donde yo soy, una puta es lo peor, si quieres realmente ofender a una mujer le dices "Pura"
Después de un rato y con gruñidos profundos, se vino, dejo su semen caliente en mi boca, no sabia mal, pero yo lo escupí en el piso del carro. El respiro profundo y se relajo, devolvió su pene a su pantalón. Después de exigir cumplidos y halagos para su linda verga, me pago el dinero y anoto mis datos, Por supuesto -le di datos falsos- y me fui.
Me dejo bien lejos de mi casa, pero no me importo, yo me sentía super feliz con el dinero. Ya después fui recordando de nuevo sus palabras, me sentí como ¡¡una puta!!! Pero ¡que diablos!, esto se convirtio en un recuerdo prohibido y desde entonces jamas se lo había platicado a nadie, a veces ni a mi misma. Trataba de negarlo para olvidarlo
Caramba!!! y ahora lo confieso en público -Claro, anonimamente - Saben? Me siento bien, como si me quitara un peso de encima.

0 comentarios:

Publicar un comentario