viernes, diciembre 13, 2013

Relato erótico : Sexo y marihuana en la universidad

Una historia y un relato erótico de sexo y marihuana en la universidad. Un relato muy excitante para aquellos que disfrutan de leer estos hermosos relatos en nuestro blog porno!

Sexo y marihuana en la universidad


Relato erótico : Sexo y marihuana en la universidad

A mi amiga Anna le gustaba Paco. De hecho ella lo invito a nuestro equipo para el proyecto en la universidad. En ese tiempo yo ya había huido de mi casa y rentaba un pequeño pero lindo departamento
Paco era un clásico Nerd con sus lentes y su peinado muy correcto de lado. Nada atractivo. Pero era muy dedicado a la escuela y sus calificaciones eran de las mas altas de la Universidad. Nunca le conocimos alguna novia. Solo se relacionaba con otros chicos igual de tímidos que el
Sin dudarlo acepto trabajar con nosotras. Y ahí estábamos, como las 8:00 pm. Paco termino lo suyo, y se disponía a retirarse, a Anna y a mi nos faltaba todavía y queríamos que el nos ayudara con nuestra parte. Le dijimos que si nos ayudaba le invitaríamos un cigarro de marihuana. Puso su cara de curiosidad, ya que el nunca había probado la hierba exótica., y acepto!!!
Le dimos velocidad, y por fin terminamos como a las 10:00 pm me Prepare un par de churros y los fumamos. La hierba nos pego rápido, nos pusimos felices, nos reímos como locos y sobre todo.... nos pusimos muy, muy cachondos.
Eran días de verano, teníamos un calor de los mil infiernos y mi departamento en especial no era nada térmico. Yo tengo mucha seguridad en mi cuerpo y muy fácil es para mi quitarme la ropa. así que me quite los pantalones y me quede solo en calzones y una pequeña blusa blanca de tirantes, Anna siguió mi ejemplo e hizo lo mismo, tenia unas piernotas muy pálidas pero tremendas. Paco fue muy tímido, pero al fin se quito también su pantalón.
Te juro que fue por el calor. En ese momento yo todavía no tenia una idea sexual por la mente. Pero....El tremendo Paco, al vernos medio encueradas tuvo una erección, la trato de ocultar, pero nos dimos cuenta y le dijimos que nos mostrara, que eramos de confianza, y etcétera. Le costo trabajo decidirse, pero... por fin se la saco de los boxers que llevaba, Anna y yo, quedamos como idiotas con la bocota abierta, hipnotizadas por la belleza y tamaño de esa Verga.
Le sacamos los boxers de entre las piernas y corrimos con ellos como bobas por todos lados, el nos perseguía para recuperarlos y gritaba: "A la que atrape me la voy a coger". Yo me descuide al mirar el bamboleo de su pene al estar corriendo, el aprovecho el descuido, me atrapo y recupero sus boxers.
Me abrazo y busco mis labios. No me pude negar, es mas yo ya deseaba tener ese cuerpo sobre mi. Ay!!! solo de acordarme me vuelvo a humedecer, nos revolcamos por toda la alfombra, besandonos por todos lados usando nuestras manos en todo nuestro cuerpo, lengua, labios y dientes en genitales, nalgas y senos. Mi primer orgasmo lo tuve con su lengua en mi clítoris. Cuando me toco el turno de mamarle el pene, lo senté en el sillón como rey y yo baje de rodillas a el como una súbdita.
Anna ocupo una silla enfrente de nosotros, tomo la cámara que estaba ahí y se dedico la mitad del tiempo a tomarnos fotos y la otra mitad a masturbarse. Gracias a ella existe testimonio gráfico de lo sucedido
El duro pene de Paco nunca me cupo todo en mi boca -y mira que presumo de ser una gran mamadora-. Cogimos, cogimos y cogimos, la sensacion del sexo que es apabullante, sumada a las sensaciones de la marihuana, fue algo que me rebazo completamente. Era tanto el placer que Paco me estaba obsequiando, que yo quise regalarle algo el nunca me pidió y que muchos habían querido, pero a nadie le había dado, ""mi virginidad anal""
Lo senté en el sillón y me subí encima con las pierna bien abiertas, guié la cabeza de su pene a mi ano, y fui bajando poco a poco, -por supuesto, una chica como yo siempre esta lista con lubricante para cualquier eventualidad-, ¡¡¡Me encanto!!!, Yo pensé que iba a ser doloroso para mi y que era placentero solo para ellos, los hombres. Pero ¿que crees? gratamente me di cuenta que la que estaba feliz por una cogida anal era yo!!!
El ya se había venido dos veces, pero como buen adolescente sano, recupero su erección en buen momento, y dentro de mi ano se vino por tercera ocasión junto con un ultimo orgasmo mio con la ayuda de dos dedos en mi clítoris. Uf!!! que escandaloso, gemimos y gritamos como locos.
Paco termino enamorado, pero de la marihuana...

0 comentarios:

Publicar un comentario