domingo, agosto 18, 2019

Pendeja colegiala abusada por su profesor (Video Porno)

Pendeja colegiala abusada por su profesor

El video porno original de Kitten y su Daddy se titula "La pequeña colegiala aprende una lección profunda mientras recibe tutoría en casa" y vemos a una joven adolescente pendeja colegiala con su uniforme del colegio en sexo con su profe después de clases.
El relato de abajo lo tomamos de Facebook y trata sobre la primera vez de una jovencita alumna con su profe de matemáticas teniendo sexo para pasar la materia.
Disfruten del video porno gratis de esta Pendeja colegiala abusada por su profesor en la habitación.


Video Porno  Gratis : Pendeja colegiala abusada por su profesor



Relato erótico Pendeja colegiala abusada por su profesor:

Todo comenzó a mis 16 años, cuando cursaba mi 1º año de escuela preparatoria. Me impactaba mi profesor de matemáticas, pero nunca jamás imagine que podía pasar todo lo que paso. Simplemente me gustaba, como me gusta cualquier actor de novela, y así lo veía, como algo que estaba ahí, y que simplemente lo admiraba, claro que cuando estaba en el curso, lo miraba, y seguramente más de una vez me sorprendió en la luna mirándolo.

En un tiempo andaba mal con las notas de la materia, entonces me dijo que fuera a su salón (en la misma escuela) para que me de las clases de apoyo, así lo hacía, éramos varios alumnos que lo hacíamos. Un día, después de varios, me dio muchos ejercicios, la cosa que los demás chicos, terminaban y se iban, yo me quede porque me dio mucho para hacer, hasta que quedamos solos, y se sentó al lado mío para revisar el deber y explicarme algunas cosas, yo seguí con mi tarea, se sentó nuevamente, me explicaba, le dije que dejaría para hacer en casa porque estaba cansada, me dijo que bueno que era lo último que me daría, y estando él al lado mío, muy despacito me dio vuelta la cara, y me beso muy lentamente solo en mis labios, yo quede dura, no hacía nada, pero tampoco me resistí, me besaba muy lentamente, era linda la sensación, después me empezó a acariciar los pechos, me seguía besando, solo mis labios, luego bajo su mano a mi conchita, por arriba de la ropa, y ahí sí, me dio miedo y saque su mano y esquive todo lo que hacía, no me dijo nada. Yo tome mis útiles, dije hasta mañana y me fui. Al otro día y el resto de los días de ese año, todo fue normal, como si nada hubiese pasado.

Termino el año, llego el otro, comencé mi 2º año, y él nuevamente fue mi profesor, todo normal, hasta que un día, que teníamos con él en la primer hora, y era mi cumpleaños, mis compañeros me cantaron el feliz cumpleaños, entonces después se acercó a saludarme, me dio un beso, y cuando me abrazo, sentí que su mano me rozo mis pechos, cosa que me estremeció entera.

Cuando termino la clase, me dijo que valla al salón para que me explique unas cosas que según él, yo no entendía. Presentí que era por otra cosa, aparte me pasaban cosas diferentes, no sé cómo explicarlo, es así que espere a que estuviese solo, y fui. No había nadie entre, pedí permiso el cerro la puerta con llave y sin decirme nada, me abrazo fuerte y me dijo; "feliz cumpleaños, mi chiquita, ya eres toda una mujer" (yo cumplía mis 17 años), me acerco y me empezó a besar me gusto era muy dulce y era la primera vez que me besaban, el me pregunto si alguna vez me habían besado, le conteste que no, y siguió, yo abrí
mi boca y me entregue a ese beso, me acariciaba, sus manos me recorrían la espalda, el cuello, mi cabello.

Empezó a acariciarme los pechos, era hermoso lo que sentía, después bajo su mano y me acariciaba mi conchita por sobre el uniforme, después le levanto la falda, y me acariciaba por sobre la bombachita, sentí que me mojaba, seguimos así un rato, después metió su mano por debajo de mi bombacha hasta que llego con sus dedos a mi conchita, ay qué lindo que era, por momentos me daba miedo y vergüenza, pero era lindo, y quería que siga pasando, hasta que sentí un temblor en todo mi cuerpo, y sentí que me venía, era hermoso, él me besaba, y me decía cosas lindas. En eso sentimos ruidos, me soltó, y me pidió que fuéramos a otro lado, pero ese día no podía, así que quedamos en encontrarnos al otro día, me dijo que por favor no falle, que me estaría esperando, que me quería para él, "quiero hacerte mía", me decía a cada rato, me besaba de una manera hermosa.

Al otro día, fui, con un poco de miedo, pero fui, quería que eso siguiera, me encantaba......................., nos encontramos en su auto, tiene vidrios polarizados, así que no nos veían, me beso hermoso, y me dijo que iríamos a otro lugar, me daba miedo, y creo que se dio cuenta, así que me dijo, que me quedara tranquila, que no pasaría nada de lo que yo no quisiera.

Así que nos fuimos por un camino bastante oculto y desolado, paró el auto................................., y ahí me empezó a besar, antes me hablo, y me pidió que no le contara a nadie, que era algo solo de los dos, yo tampoco tenía pensado contar a nadie, ni siquiera a una amiga, así que empezamos a besarnos bien rico y lindo, me acariciaba, me tocaba los pechos, jugábamos con nuestras lenguas, yo sentía estremecerme entera, me estaba mojando, empezó a besarme el cuello, era hermoso, pero le pedí que no quería que me deje un chupeton , porque en mi casa se darían cuenta, entonces me dijo te voy a chupar donde no se te note, empezó a abrir la camisa, y saco mis pechos, que placer tan grande me daba, era hermoso, se agacho un poco, y su boca empezó a lamer y chupar mis teta, Dios, que placer, era hermosooooooooooooooooooooooooooooo, mientras con la otra mano me acariciaba mi conchita, yo gemía de lo excitada que estaba, y seguía y seguía yo lo acariciaba. En un momento, agarro mi mano y la llevo a su entrepierna, y me dijo acaríciame, después se bajó un poco el pantalón, y libero su miembro hermoso y grande, era la primera vez que veía un pene, lo miraba asombrada, para mí era enorme, me daba un poco de miedo, pero empecé a acariciarlo, despacito, mientras el seguía besándome en la boca y el mis tetas, y con la otra mano me acariciaba la conchita, siempre por arriba de la bombachita.

Después me dijo, quiero adorar tu conchita, quiero besarla, pasar la lengüita, me dejas???? me quede muda, me beso y de apoco se fue acomodando, porque era incomodo el auto, y me bajó la bombacha, yo solo me dejaba hacer, no le decía nada, pero tampoco me resistía, yo tenía las piernas más bien cerradas, me daba un poco de vergüenza, así que prefería solo sentir, dejarme llevar con mis ojos cerrados, hasta que sentí una lengüita que me rozaba, mi respiración se aceleraba, me quejaba de placer, no me animaba abrir

mis piernas, pero lo deseaba, el seguía, pasaba su lengua con una dedicación y suavidad increíble, que poco a poco fui abriendo mis piernas para darle paso a esa sensación que encantaba, el seguía, era maravilloso, después me acomode mejor, y con mis manos abrí mas, como pidiéndole que siga, y el seguía, hasta que no pude más y me vine, no podía masssssssssssssssssss, pero él no paraba, su lengua seguía allí. Me Arrancaba gritos y gemidos de tanto placer, era unicooooo.

Después se incorporó un poco, se puso arriba mío con su verga en la mano, me dio miedo y le dije, me dijo tranquila mi vida, mi amor, es hermoso como me trata, no pasara nada de lo que no quieras que pase, pasara cuando deba ser, solo quiero acariciar tu conchita con mi verga me dijo, me dejas?,
le dije que si, así que me acariciaba como si fuese su lengua, subía y bajaba, la apoyaba, sentía ese calor, que me estaba poniendo loca, yo abrí mas mis piernas, me encantaba, y el seguía, así estuvimos un rato, después me dijo: mi amor quiero que seas mía, me dejas????????????, le pedí que no, que ese día no, que me daba miedo, se acercó y me beso, me decía cosas hermosas, que me tranquilizara, que no me haría daño, que pasaría cuando yo lo quisiera, que me tendría toda la paciencia del mundo, y seguía besando y acariciándome, era hermoso, me sentía bien.

Después me dijo, que le acariciara de nuevo su verga, y lo hice, le quieres dar un besito, me pregunto, le dije que sí, yo estaba re loquita, era la primera vez de todo esto, me agache, él se acomodó y la lleve a mi boca, el me guiaba con sus manos, creo que perdí la noción de lo que hacía, estaba tan excitada, la besaba, la metía en la boca, el me decía, así mi amor, así, sigue así que es tuya , así que seguí todo el tiempo que quise, hasta que me aviso que se venía, me pregunto si la quería en la boca, le dije que no, así que acabo en su mano, mi chiquita me decía, chupas hermoso mi amor, me mataste de gozo y de placer mi bebe, quieres probar un poquito?, y chupe sus dedos un poco, y en realidad era un gusto agradable, me gusto, me abrazo de nuevo, me besaba, me decía cosas lindas, seguimos así, por un largo rato, se hizo oscuro, me dijo que nos encontráramos de nuevo, que iríamos un hotel para estar mas cómodos y tranquilos, si yo quería, y quedamos en vernos la semana siguiente.

Así fue, que llego el día de la cita, a la salida del colegio, así que estaba con el uniforme, según mi profe eso lo éxita demasiado. Nos encontramos, y nos fuimos a un hotel alojamiento, yo me sentía más tranquila y con más confianza, pero lo mismo estaba un poco nerviosa.

Llegamos, entramos, era lindo, era la primera vez que entraba a un lugar así, miraba para todos lados, él se reía, me abrazaba, me besaba, me decía que me quede tranquila. Después puso música lenta, me abrazo, y empezamos a bailar, me besaba, estábamos muy juntos, y podía sentir como su verga iba creciendo muy lentamente, seguimos así un rato, después me alzo, me acerco a la cama, y comenzó a desvestirme, lo hacía muy lentamente, mientras seguía besándome y diciéndome cosas lindas, que tranquilizaban y me hacían sentir muy bien, hasta que quede completamente desnuda, me acostó, y comenzó a desvestirse, yo lo miraba, hasta que quedo completamente desnudo, para mí era algo alucinante, ver esa hermosa carne parada, roja. Se acercó por la parte de mis piernas, las abrió muy lentamente, y me acariciaba y besaba las piernas, y de a poco iba subiendo, era hermoso todo lo que sentía, de apoco y muy lentamente llego con su boca a mi conchita, que placer, como me besaba, lamia, chupaba, era algo impresionante el placer que me daba, el seguía, yo gemía de placer, hasta que llegue y acabe, el seguía, no paraba, yo sentía que me moría, pero el seguía dándome placer, así estuvimos un rato largo, después se incorporó, se acercó y nos besamos, me acariciaba todo el cuerpo y me decía cosas dulces.

Después me dijo, quiero que me des placer, besamela, es tuya mi amor, toda tuya, hazme lo que quieras, se acomodó, me guio, hasta que quede cerca de su gran verga dura, y caliente, me sentía desatada, excitada, así que la agarre, y la lleve a mi boca, despacito, trataba de hacer todo como él lo había hecho conmigo todo muy suave, con mucha lengüita, lamidas y chupones, subía y bajaba, acariciaba con mis manos, el gemía, me acariciaba la cabeza, era hermoso, hasta que me aviso que se venía, y que quería que la trague aunque sea un poquito, pero si yo quería, le dije que sí, que lo intentaría, chúpame más fuerte me dijo, así lo hice, y empezaron a salir los chorros de leche caliente, era demasiado y casi me atraganto, él me decía, lo que puedas mi amor, lo que puedas, no te asustes mi chiquita hermosa, mi bebe, yo trague lo saboree, lo tragaba gustosa, tenía un gustito riquísimo, los chorritos de leche seguían saliendo, era  mpresionante, es tuya me decía, has lo que quieras, límpiamela mi amor, me pedía, y así lo hacía, le pasaba la lengua limpiándola toda, era espectacular como lo disfrutaba, la lamia como si fuese un chupètin, la sentía mía y rica.

Después me acerque hacia él, nos abrazamos y nos besamos, me acariciaba toda, y me decía cosas lindas, yo seguía empapada y chorreando, me sentía empapada, siguió besándome, bajo por mi cuello, mis pechos, era impresionante, sentía que los tenía todo en su boca, era hermoso, me lamia la aureola, me chupaba el pezón, me estaba haciendo gemir como una loca de nuevo, seguía y seguía así, estuvo no sé qué tiempo, después siguió bajando y bajando, me abrió las piernas, y me chupo de nuevo, no daba más, estaba enloquecida de tanto placer, hasta que se acomodó, se subió arriba, me decía cosas lindas, y me dijo; no te asustes mi amor, despacito, no te pasara nada, yo apenas escuchaba lo que me decía, hasta que sentí esa hermosa carne caliente que me se apoyaba en mi conchita, temblaba, estaba entregada, y de a poco sentí como iba entrando, me quejaba, gemía, y de a poco iba entrando, en un momento sentí no sé si ardor o dolor, pero mezclado con el placer que sentía, era soportable y lindo, sentía que entraba y salía, sentía el calor de esa carne caliente, re caliente que me perforaba, nos movíamos, hasta que sentí que todo mi cuerpo temblaba, me empecé a mover como si lo hubiese hecho toda mi vida, parecía que todo lo sabía, las cosas fueron pasando.............. hasta que sentí un empujón fuerte y toda la hermosa y bella verga de mi profe la sentí adentro mío, rompiéndome entera, me dolió, pero el placer que sentía fue mayor y mejor que todo, me sentí temblar entera, creo que gemíamos y gritábamos de placer, ahí si me empezó a decir cosas como; eres mi putita, mi perra caliente, de todo, pero me sonaba lindo, me excitaba más todavía, sentí como esa leche espesa y caliente me inundaba toda, era hermoso, descontrolado, hasta que de apoco el temblor fue pasando muy lentamente, seguíamos pegados, pero de apoco esa barra fue saliendo, y un dolor terrible se apoderaba de mí, en mi conchita, él se acercó, me abrazo bien fuerte, me beso, me acariciaba toda, me decía de nuevo cosas re lindas; eres mía mi amor, de todo, era hermoso, no paraba de besarme y de acariciarme, así estuvimos mucho tiempo, después nos bañamos juntos, fue re lindo, nos vestimos, y nos fuimos.Quedamos en vernos de nuevo a los dos días, yo no veía las horas que llegue ese día, y a partir de ahí, me enseño un montón de cosas, varias posiciones, el 69, de todo la pasamos bien...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...